Razones por las que Congregarse

Razones por las que Congregarse

  • ES EL PLAN ORIGINAL DE DIOS

Vemos muchas referencias en la iglesia primitiva que describen una tangible membresía con la cual la gente podía unirse y donde la gente podía ser contada.   el nuevo testamento enseña que los cristianos no dejemos de congregarnos con regularidad.   Vemos a la iglesia de creyentes devotos quienes eran contados.   Vemos que Pedro y Juan después de ser perseguidos, “vinieron a los suyos” (o sea, a su propia congregación local).   También vemos que por una u otra razón, ciertas personas no quisieron “unirse”  a una congregación local.  (Hechos 1:14-15; 2:41-42; 4:4,23; 5:13-14; 10:24)

  • DEBEMOS AMARNOS UNOS A OTROS 

La Biblia ordena a los creyentes a ser de un solo pensamiento, acuerdo y amar, ser amables, servir, sujetarse, animarse y orar unos por otros.   Una cosa es asistir a una congregación local.   Cuando no perteneces a una congregación local es difícil obedecer las escrituras que nos alientan a mantenernos unidos y amarnos unos a otros.   El pertenecer a una congregación nos permite decir de una manera formal “yo estoy comprometido con esta congregación y con la visión que Dios le ha dado”.

  • LA IGLESIA ES COMO UN EJERCITO

Por definición, un ejercito es “hombres y/o mujeres organizados y disciplinados para la batalla” ¿Puede imaginar un ejercito de soldados  sin algún tipo de membresía formal? ¿Que seria de un ejercito o un soldado sin un compromiso formal militar? De la misma manera, debe haber algún tipo de organización formal y compromiso hacia una congregación para que funcione a su máximo potencial. (2 Timoteo 2:3-4, Filipenses 2:25).

  • DIOS NO HA RECLUTADO INCONFORMES SOLITARIOS 

     Dios nunca ha estado a favor de personas independientes, rebeldes, orgullosas, que no están dispuestas a sujetarse a otros en el cuerpo de Cristo.   Dios ha dado instrucciones explicitas para que “os fijeis y os apartéis y desecheis” a aquellos que persisten en causar divisiones, que difunden falsas doctrinas o quienes no se arrepienten y persisten en el pecado o aquellos que causan este tipo de problemas.   Generalmente son los “llaneros solitarios” que se revelan contra las autoridades que Dios ha delegado.  ¿Como podria una congregación local expulsar a una persona que no pertenezca a esta misma congregación? (Romanos 16:17, 1°Corintios 9:13, 2°Tesalonicenses 3:6, 2°Timoteo 3:5-6, Tito 3:10, 2°Juan 10).

  • DIOS NO ES EL AUTOR DEL CAOS

Mientras algunos desprecian la necesidad de reunirse.   El N.T. dice que los cristianos deben estar juntos “de una manera amable y ordenada”.   Algunos cristianos están en contra de todo lo que sea organización, pero si vemos la naturaleza de Dios mismo, veremos que El es un Dios de orden perfecto y de precisión.   La membresía de la congregación es una manera simple de que una congregación local opere decentemente y con orden.   Hemos aun de ver a un ministerio florecer sin algún tipo de organización y estructura.   Hemos aun de ver a un cristiano solitario llevar mucho fruto sin algún tipo de compromiso, organización o estructura en su servicio al Señor.  (1 Corintios 14:33, 40).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *